Modelo de virtualización sin análogo

No se necesitan programas de virtualización adicionales

La característica más provechosa en que se apoya el sistema de virtualización KVM radica en el hecho de que se compila en el SO de la máquina anfitriona, dejando aparte las otras capas de virtualización suplementarias. Esto significa que ya no se tiene que buscar un programa informático adicional que se sitúe entre el servidor host y las máquinas virtuales creadas. Lo que también ayuda a eliminar el papel de punto único de fallo de la capa de virtualización. Todo esto resulta en Servidores Privados Virtuales KVM más rápidos y más estables comparados con los demás modelos tecnológicos de Servidores Privados Virtuales.
Modelo de virtualización sin análogo

Un aprovechamiento de los recursos considerablemente mejor

Asignaciones de servidor a su entera disposición

Sin la sobrecarga que equivale a la presencia de un nivel de virtualización adicional a través de la cual pasa toda la comunicación con el servidor principal, los Servidores Privados Virtuales KVM pueden gozar de una utilización de recursos del servidor considerablemente mejorada. Los pasos de la virtualización KVM se caracterizan por una integración directa en el núcleo del SO del host físico, o, en otras palabras, todos los Servidores Privados Virtuales se conectan con el hardware del servidor sin mediación. La menor redundancia en la comunicación lleva a un rendimiento de la vida real mucho más célere frente a los demás sistemas virtualizadores.
Un aprovechamiento de los recursos considerablemente mejor

Pleno control en todo relacionado al sistema operativo

La limitad total de cargar el sistema operacional que le guste

Una de las limitaciones de los VPS, vs. los servidores reservados, es el sistema operativo en sí – normalmente usted está limitado a el elenco de sistemas operativos ofrecidos por el proveedor. Con un VPS KVM, a cambio, ya tiene la oportunidad – realmente cargar cualquier sistema operativo compatible con los requisitos del servidor y el hardware del servidor madre. Lo que es viable debido a la tecnología sin análogo de la virtualización KVM. KVM es una parte integrante del SO del servidor, permitiendo a las máquinas virtuales comunicarse directamente con el hardware, descartando la necesidad de facilitar más un nivel de comunicación, que forma parte de una gran parte del resto de soluciones de virtualización.
Pleno control en todo relacionado al sistema operativo
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL